Paraísos que nos aguardan 103- Las Esferas Sagradas del Paraíso (séptima parte)

   Podríais suponer que puesto que los Hijos Creadores tienen su origen en el Padre y el Hijo, deberían considerar a Vicegerington como su hogar, pero este no es el caso en la presente Era del Universo dominada por las actividades de Dios Séptuple. Y existen muchos problemas similares que os dejarán perplejos, porque encontraréis con seguridad muchas dificultades cuando intentéis comprender estas cosas tan cercanas al Paraíso. Estas cuestiones tampoco las podréis investigar con éxito; sabéis tan poco. Si supierais más cosas sobre los mundos del Padre, encontrarías simplemente más dificultades hasta que lo supiérais todo sobre ello. La pertenencia a cualquiera de estos mundos secretos se adquiere mediante el servicio así como mediante la naturaleza del origen, y las sucesivas Eras del Universo pueden redistribuir alguna de estas agrupaciones de personalidades, como de hecho lo hacen.

   Los mundos del circuito interior son mundos realmente fraternales o de estatus, más que esferas residenciales efectivas. Los mortales alcanzarán algún tipo de estatus en cada uno de los mundos del Padre, salvo en uno. Por ejemplo: cuando vosotros los mortales llegáis a Havona, se os concede el permiso de visitar Ascendington, donde sois muy bien acogidos, pero no se os permite visitar los otros seis mundos sagrados. Después de vuestro paso por el régimen del Paraíso y después de haber sido admitidos en el Cuerpo de la Finalidad, recibís la autorización de ir a Sonarington, puesto que sois hijos de Dios así como ascendentes, y sois incluso más. Pero siempre habrá una séptima parte de Sonarington, el sector de los secretos de la encarnación de los Hijos divinos, que no estará abierta a vuestra inspección. Estos secretos nunca serán revelados a los hijos ascendentes de Dios...

Documento 13. Las Esferas Sagradas del Paraíso (Presentado por un Perfeccionador de la Sabiduría, nombrado para esta tarea por los Ancianos de los Días de Uversa).

Quién es quién en el libro de Urantia 121- Maquiventa Melquisedek

- Era miembro de los doce síndicos Melquisedeks que trabajaban en Urantia.

- Se ofreció voluntario para encarnar en Urantia.

- Se donó como Hijo de emergencia para ayudar al mundo.

- Su encarnación comenzó en el año 1973 A.C en Palestina.

- Reveló la verdad de la realidad de Dios.

- Reunió a su alrededor a un buen grupo de discípulos.

- Fue conocido como "el Sabio de Salem".

- Media casi metro ochenta y tenía apariencia Nodita.

- Hablaba el caldeo y media docena de otras lenguas.

- Nunca se casó, ni podría haber dejado descendencia.

- Vivió noventa y cuatro años.

- En todo momento, permaneció en contacto con los once síndicos de Urantia.

- Organizó sus escuelas en Salem (que ocupaba el emplazamiento actual de Jerusalén).

- Enseñó el concepto de un solo Dios.

- Abraham fue su gran discípulo.

- Preparó a Urantia para la posterior encarnación de Miguel de Nebadon.

- Decidió acabar su donación poco después de la destrucción de Sodoma y Gomorra.

- Su encarnación fue validada plenamente por Gabriel de Salvington.

- Actualmente forma parte de los Veinticuatro Consejeros de Urantia.

- Se cree mayoritariamente que será el Príncipe Planetario Vicegerente de Urantia, el sustituto del depuesto Caligastia, en el futuro...

 

Momentos de la historia 53

   Estas tribus andónicas fueron los primeros habitantes de las riberas de Francia; vivieron a lo largo del río Somme durante decenas de miles de años. El Somme es el único río que los glaciares no cambiaron, y en aquellos tiempos corría hacia el mar poco más o menos como en la actualidad. Esto explica porqué se encuentran tantos indicios de los descendientes andónicos a lo largo del valle de este río.

   Estos aborígenes de Urantia no vivían en los árboles, aunque en caso de necesidad aún se subían a las copas. Residían normalmente al abrigo de los precipicios que sobresalían por encima de los ríos y en las grutas de las laderas, que les proporcionaban una buena vista sobre las vías de acceso y los protegían de los elementos. Así podían disfrutar de la comodidad de sus fogatas sin que el humo les incomodara demasiado. Tampoco eran verdaderos trogloditas, aunque en épocas posteriores las últimas capas de hielo que avanzaban hacia el sur obligaron a sus descendientes a refugiarse en las cavernas. Preferían acampar cerca de los límites de un bosque y al lado de un riachuelo.

   Pronto se volvieron extraordinariamente hábiles en camuflar sus moradas parcialmente abrigadas, y demostraron una gran destreza en la construcción de cabañas de piedra en forma de cúpula, que utilizaban como habitación para dormir, en las cuales entraban a gatas por la noche. La entrada de estas cabañas se cerraba rodando una piedra delante de ella, una piedra grande que se había colocado en el interior para este fin antes de poner en su sitio las últimas piedras del techo...

Documento 63. La Primera Familia Humana (Presentado por un Portador de Vida residente en Urantia).

Lámina 66(257)

Descripción de la Lámina 66

Parque de la Dotación Espiritual Humana, expresada en su parte central: en la parte exterior tenemos los siete espíritus ayudantes de la mente (círculos amarillos), con un fondo de color marrón, que representa al Espíritu Santo, dotación espiritual cuya fuente y origen es la Ministra Divina de Salvington (ambos). El círculo anaranjado representa al Espíritu de la Verdad, el espíritu de Miguel de Nebadon, conocido en Urantia como Jesús de Nazaret. En el centro vemos el Ajustador del Pensamiento o Monitor de Misterio (azul), la chispa divina del Padre Universal.

En el norte se encuentra el Templo de los Ajustadores del Pensamiento. En el suroeste, el Templo del Espíritu Santo y en el Sureste, el Templo de los siete espíritus ayudantes de la mente.

Los Ajustadores del Pensamiento 9

   Cuando los Ajustadores del Pensamiento regresan al Padre, vuelven a Divinington, al mundo de su supuesto origen; y existe probablemente, como parte de esta experiencia, un contacto real con la personalidad paradisíaca del Padre, así como con la manifestación especializada de la divinidad del Padre que dicen que está situada en esta esfera secreta.

   Aunque sabemos algo sobre las siete esferas secretas del Paraíso, sabemos menos de Divinington que de las demás. Los seres de las órdenes espirituales elevadas sólo reciben tres mandatos divinos, que son los siguientes:

1- Mostrar siempre un respeto adecuado por la experiencia y los dones de sus mayores y superiores.

2- Mostrar siempre consideración por las limitaciones y la inexperiencia de los más jóvenes y subordinados.

3- No intentar nunca aterrizar en las orillas de Divinington.

   A menudo he pensado que sería totalmente inútil para mí ir a Divinington; probablemente sería incapaz de ver a ninguno de sus residentes, excepto a los seres tales como los Ajustadores Personalizados, que ya he visto en otras partes. Estoy muy seguro de que no hay nada en Divinington que posea un verdadero valor o beneficio para mí, nada esencial para mi crecimiento y desarrollo, pues si no, no me habrían prohibido ir allí...

Documento 107. El Origen y la Naturaleza de los Ajustadores del Pensamiento (Presentado por un Mensajero Solitario de Orvonton).